Una idea para el blog.

Intentaré ponerme en contacto con afectados, para que el que quiera aportar su experiencia a este blog, (poniendo a la edad que empezó con el SII, y la edad que tiene en este momento)...puedan hacerlo, mandándolo a esta dirección de correo .... alma_yaiza@yahoo.es y yo lo publicaré en el blog para que su testimonio quede aquí plasmado, firmando la entrada con los datos que esa persona me quiera dar. Con esto intento hacer ver a las personas que entren a leer el blog, que aún sufriendo el mísmo síndrome...cada uno de nosotros, lo sufrimos de diferente manera. Espero así poder aportar más datos, a modo de diario, basándonos en cada uno de nosotros...de como nos afecta, pues no siempre afecta del mismo modo a una persona que a otra. Esperando vuestras respuestas os doy las gracias de antemano. (Todas las entradas irán firmadas por la fuente....ó persona que nos la proporcionó..)

ASOCIACIONES DONDE TE PUEDES DIRIGIR

ASOCIACIÓN COLON IRRITABLE CATALUÑA www.aacicat.org _ ASOCIACIÓN MADRILEÑA SÍNDROME INTESTINO IRRITABLE http://www.amasii.org/

viernes, 25 de junio de 2010

ARTÍCULOS SOBRE EL SII

El colon irritable o síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno funcional que puede llegar a afectar hasta el 25% de la población adulta. A pesar de ser de ello su diagnóstico se basa en unos criterios clínicos amplios y en la exclusión de otras enfermedades ya que no existen marcadores diagnósticos específicos. Tampoco se dispone de tratamientos consistentemente eficaces, por lo que a menudo estos pacientes experimentan un deterioro notable en su calidad de vida que condiciona un gasto sanitario creciente.
El origen del SII es desconocido y probablemente es el resultado de varios factores. Entre ellos, el papel del estrés psicológico crónico y de las infecciones es cada día más reconocido, como se desprende de estudios recientes. Una posible explicación para entender el papel determinante de estos factores puede residir en las alteraciones que, junto a factores como la dieta, el uso de fármacos o el alcohol, provocan en la barrera superficial del intestino.
La extensa superficie intestinal está recubierta por una barrera física, la mucosa, formada mayoritariamente por una monocapa de células epiteliales. Estas células están unidas entre sí de forma que el espacio entre ellas permanece sellado mediante estructuras complejas conocidas como uniones estrechas, uniones adherentes y desmosomas. Este sello celular controla e impide el paso o permeabilidad de sustancias y moléculas nocivas desde la luz del intestino hacia el interior, donde su contacto con el sistema local de defensa, el más numeroso y complejo del organismo, podría iniciar respuestas inadecuadas y contribuir al mal funcionamiento del aparato digestivo, característica principal de enfermedades tan frecuentes como el SII. Sin embargo los mecanismos últimos que mantienen la integridad funcional de la barrera no se conocen en su totalidad.
Estudios recientes han demostrado que la mucosa intestinal de pacientes con SII a menudo está infiltrada por células inflamatorias activadas (linfocitos y mastocitos), dotadas de un enorme potencial inmunológico para la defensa del organismo, pero que en ausencia de mecanismos reguladores apropiados puede también conducir a una disfunción del sistema digestivo, como ocurre en la enfermedad celíaca o en la alergia alimentaria. En el intestino de algunos pacientes con SII, estos cambios se asocian a una mayor tasa de activación de genes proinflamatorios y de alteraciones en genes y proteínas claves en el mantenimiento de la integridad y permeabilidad de la barrera intestinal, cambios que en caso de ser confirmados en nuevos estudios, podrían ser de enorme relevancia para entender la aparición del dolor abdominal y las alteraciones en el ritmo y/o consistencia de las deposiciones típicas del SII.
Finalmente, se conocen numerosas moléculas capaces de alterar la función de barrera intestinal, como hormonas, neurotransmisores, toxinas, prostaglandinas, proteasas, neuropéptidos, y algunos nutrientes. En el intestino su origen es muy diverso, desde células epiteliales, endocrinas, inmunológicas, y neuronas, hasta bacterias de la flora comensal o patógenas. Aunque se desconoce su papel específico en la generación de los cambios moleculares y genéticos antes mencionados, estudios emergentes se plantean esclarecer el papel de estos mediadores. Estas aportaciones presumiblemente facilitarán el diseño de estrategias terapéuticas específicas e innovadoras en la prevención y control clínico efectivo del SII y de otros trastornos gastrointestinales afines.

Maria Vicario, Carmen Alonso, Javier Santos (Departament de Gastroenterologia de l'Hospital Universitari Vall d'Hebron)


*********************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada